El Péndulo, Su Amigo Nuevo

Written by Mimosa
Comments: Leave a Comment
  1. Si un péndulo específico lo atrae, es probable que éste ya lo haya elegido a usted.
  1. Limpie la energía de su péndulo con un enjuague de agua fría o con salvia.
  1. Siempre formule sus preguntas con devoción. Mantenga una mente clara y positiva. Si no puede soportar la verdadera respuesta de una pregunta, mejor que la no pregunte.
  1. Los péndulos se comunican con sus oscilaciones — en el sentido de las agujas del reloj y en el contrario, o con líneas rectas horizontales o verticales.
  1. Empiece con una pregunta que tenga una respuesta que conoce de antemano. Primero formule un “sí” pregunta de este manera: “¿Me llamo __________?” La oscilación que realiza lo mostrará como se ve el “sí” de su péndulo.
  1. Repite paso 5, pero con una respuesta de “no”.
  1. Siempre pare la oscilación del péndulo entre preguntas.
  1. A menos que utilice una tabla para péndulos, es más fácil quedarse con preguntas de “sí” o “no”. A veces el péndulo puede responder de manera neutra (entre “sí” y “no”).
  1. A medida que conozca mejor su péndulo, irá más allá de solamente ver sus respuestas; también va a sentirlas en la mano que coge el péndulo. Esta sensibilidad lo ayudará a afinar las respuestas que reciba de su péndulo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *